domingo, 26 de diciembre de 2010

Una ley no escrita

Cuando un hombre
olvida
las llaves de su casa
y desanda su memoria
para encontrar paz y morada
un poeta cae en la cuenta:


el camino
dos veces recorrido
solo es de ida.

viernes, 17 de diciembre de 2010

DURO BRILLO, MI BOCA

     Como una grieta falaz en la apariencia de la roca, como
un sello traidor fraguado por la malicia de la carne, esta boca
que se abre inexplicable en pleno rostro es un destello apenas
de mi abismo interior, una pálida muestra de sucesivas fauces
al acecho de un trozo de incorporable eternidad.
      Casi no se diría con los labios cerrados. Más bien sólo
un error, un soplo de otra especie en la obra incompleta. Y 
de pronto un desliz, un relámpago acaso, un salto de animal 
que descorre los bordes del paisaje sobre la sumergida in-
mensidad, y se enciende el peligro y estalla la amenaza. Un 
lugar de barbarie bajo el fulgor lunar.
      Dientes como blancura tenebrosa, verdugos alineados
en feroces fronteras al filo de la luz, amuletos de viva he-
chizeria erigidos en piedras para la inmolación; y en su
sitial el monstruo palpitante, el ídolo cautivo, la leviatán de 
felpa, esta oficiante anfibia debatiéndose a ciegas desde su
raigambre hasta las nervaduras de su propio sabor, de mi 
dulzona insipidez. 
     ¿Quién hablaba de bocas celestiales para la eucaristías, 
para el trasvasamiento con los ángeles? 
Me adhiero por mi boca a las posibles venas del planeta, 
extraigo la sustancia de mi día y mi noche en las arterias
de la perduración, y sólo paladeo brebajes y alimentos adul-
terados por el latido contagiosos de la muerte.
     ¡Ah, me repugna esta voracidad vampira de inocencias, 
esta sobrevivencia siempre colmada y siempre insatisfecha
bajo la mordedura de los tiempos! 
     ¡Y esta risa, con retazos de huesos que iluminan la 
la exhumación a medias de mi cara final! ¡Tanto exceso en la
fatua, innoble alegoría!
     ¡Y tanta ambivalencia en esta boca, bajo el signo de la
carencia y la embriaguez, bajo los dobles nudos ceñidos por
el amor y el aislamiento!
     ¿Aquí no empieza acaso ese maelstrom ardiente que arre-
bata los cuerpos y trueca los alientos y aspira el corazón de
cada uno hasta el fondo del otro corazón, y que a veces de-
uelve sólo un grano de sal, un jirón de intemperie en medio
del invierno?
     Y un poco más acá de lo visible, debajo de esta lengua
que celebra el silencio y escarba en la prohibida oscuridad,
¿no comienzan también las canteras del verbo, las roncas
fundiciones de la poesía, el acceso a las altas transparencias
que hacen palidecer la pregunta y la respuesta?
      Duro brillo, este oráculo mudo.

Olga Orozco, poeta (1920 -1999) De Museo Salva (1974) en Obra Poética-Corregidor 2007

martes, 7 de diciembre de 2010

El cultivo del árbol de navidad

Existen diversas actitudes en relación con la navidad,
y de alguna de ellas podemos hacer caso omiso:
la social, la torpe, la manifiestamente comercial,
la bulliciosa (los bares están abiertos hasta la medianoche),
y la infantil, que no es la del niño
para el cual cada vela es una estrella, y el ángel dorado
desplegando sus alas en la copa del árbol
no es solamente un adorno sino un ángel.
El niño se maravilla ante el árbol de Navidad:
dejadlo que continúe con ese espíritu de maravilla
ante la Fiesta, como un evento aceptado no como un pretexto;
de modo que el luminoso enajenamiento, el asombro
del primer árbol de Navidad recordado,
de modo que la sorpresa, las alegrías de las nuevas posesiones
(cada una con su inconfundible y excitante perfume)
y la espera del ganso o del pavo, y el expectante momento de su aparición,
de modo que la reverencia y el gozo
no sean olvidados en las experiencias posteriores,
en la fastidiosa rutina, la fatiga, el tedio,
el conocimiento de la muerte, la conciencia del fracaso,
o en la piedad del converso
que pudiera teñirse de vanagloria
desagradable a Dios e irrespetuosa
hacia los niños
(y aquí recuerdo también con gratitud
a Santa Lucia, su villancico, su corona de fuego):
de modo que antes del fin, en la octogésima Navidad
(significando por "octogésima" la última,
cualquiera que sea),
los acumulados recuerdos de la emoción anual
puedan concentrarse en una gran alegría
semejante siempre a un gran temor, como en la ocasión
en que el temor llega a cada alma:
pues el principio nos ha de recordar el fin
y la primera venida la segunda venida.

T S Eliot , poeta ingles de origen estadounidense (1888-1965)
De Alberto Girri Poemas antología-Centro Editor América Latina -1982
Traducción Alberto Girri

viernes, 26 de noviembre de 2010

Franquicias

Vivo entre la lejanía del hombre
resquicio
estrías
y eso
sólo eso me acerca con peligro
Ahondar en los días es ahondar en los hombres
en las palabras que 2 por 3 sólo nacen en los labios
de afuera hacia fuera
dentro de ese pozo
en las cosas que nos cierran
que se cierran como
puños que vienen desde arriba
en el álbum de noches en silencio
quietos recelesos
ignorantes
en el agua helada de nada creer
torrente catarata
manojos y puñados en que vamos
Ahondar en los días es ahondar en los hombres
y ahora que vuelvo a tener cosas para decir
salgo 
montado en las nalgas del verano que me llevan 
y digo basta de otorgar  
digo mis palabras piernas de vivir 
mujeres de labios frescos con memoria 
y entre la lejanía del hombre 
reaparecen los motivos 
la pequeña bala de esperanza 
la temible crueldad de cierto ardor que 
algo nos acercan 
Entonces ahondamos en los días 
ahondamos en los hombres 
y apostamos a veces 
con premio a la cabeza al dramatismo
a nosotros 
que también somos los niños del verano 
criaturas que se montan en sus nalgas 
y salen  
sabiendo que la vida privada es cosa seria 
y que algo hay que hacer con todo esto 
ahondar en los días es ahondar en los hombres 
Elijo esta danza 
y nada otorgo.

Fernando F Bellino, poeta (1973) - Inédito

sábado, 20 de noviembre de 2010

A 2 ojos

Versiones ajustadas
a la inteligencia de mis ojos
a la ignorancia de lo oscuro
que mis ojos me donan
cuando duermo
y ajustadisimas miradas
-a dos ojos quiero decir-
de lo que no pasa
de lo que sí pasa
de lo que pasa pero no
de lo que el corazón oculta.
Otras versiones
palabras más precisas
ajustadas
como cinchas.

                                                  (1999)

miércoles, 10 de noviembre de 2010

***

Mientras puedas
deja correr este animal nocturno
que busca entre los libros y la nostalgia
redoblar las palabras
esas lluvias de furia y fe 

deja pasar el tumulto
zumbador de estrellas
esas chicharras rojas del amanecer

todavía falta mucho
pero somos
habemos compañeros

puñado de piedra tosca
entre la más fina arena blanca.

Juan Manuel Stahli, poeta (1982) - inédito.

martes, 2 de noviembre de 2010

Panorama

Uno a veces no sabe si es conciencia
o solo odio
esas palabras
que salen al cruce
y cubren el paisaje
de peregrinaciones.

viernes, 29 de octubre de 2010

La voz del interior

Su vida pública, sueño íntimo
paisaje dudoso
su barrio privado
                                  su púlpito

sus palabras acordes
su música miserable.

sábado, 23 de octubre de 2010

Desarrollo del agua

No intento ser preciso
o adivinar
es otro oficio el que me sostiene.
La velocidad de como pasan las cosas
y mis movimientos no encajan.

Lo cierto es mi paciencia
que cubre mi persona
y todo lo que toca.

No hay paz
si no un desarrollo del agua
bajo los pies.

                                                        (1999)

jueves, 14 de octubre de 2010

Milonga del marginado paranoico

Parece mentira
que haya llegado a tener
la culpa de todo lo que ocurre
en el mundo; pero es así. Han tratado 
de disuadirme psicólogos y sociólogos de mi tiempo, 
me han dado razones de peso técnico largamente 
formuladas y
parcialmente ciertas.
Pero
yo sé que soy culpable de los dolores
que aquí siento y recorren el mundo; de la soledades
que lo van vaciando, quisiera saltar
como Juan L. Ortiz, vociferar
como oliverio Girondo, pero: primero me ganarón
de mano; segundo, no me sale bien y aquí
empieza todo nuevamente: otro sufrimiento 
igual a diapasones y recursos 
que conozco perfectamente y que no vale la pena 
repetir: primero, para no emularlos; segundo, porque tendré que ir 
reconociendo que no he sabido 
hacerme entender. Y esto es agudo como un ataque 
que nos traga la lengua, pido entonces disculpas 
por la mala impresíón, por las exageraciones.


Francisco Urondo, poeta (1930-1976) De "Obra poética" -Adriana Hidalgo editora- 2006

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Luces a la gente






Bases


No es posible quedarnos quietitos
sentados frente al televisor
escuchando cómodamente
la lluvia afuera
como música de los sueños 

mientras la gente
herida de desesperanza
trata de sostener lo que le dejan

Por esa fuerza que da saberse acompañados
salimos a mojarnos
desde los rincones de la oscuridad
recuperando la fe a cada tropiezo

con los dientes apretados
desobedeciendo
ofertas del bienestar
una vida a progresar y consumir.


Espacio reducido

Recién comenzada
la batalla en las palabras
el cuaderno recibe toda la obsesión
cada impluso temporal
el peso de la música del cuerpo

con el tiempo
sus versos
se van tachando

quedarán aquellos que marcan el pulso
miradas precisas
intentos del amor y  los tropiezos
fe en lo que comienza

y cada vez que se duda
nuevamente
buscarnos en el papel
para seguir nombrando los días
el piso de la noche
la fuerza que nace dando.


De tu cuerpo al sueño

El cuarto deshabitado
la luz tenue de la calle
empijada por el viento
que desde la ventana entra
para avisarnos de la tormenta

mientras corremos a descolgar la ropa
que temprano lavamos
esperando el sol
que la radio anunció
con poca certeza

tu cuerpo se mueve
con una soltura envidiable
entre la tarde y las gotas
que de a poco inundan el patio de humedad

vuetos a la cocina
la pava en el fuego
los mates pacientes
siento tus manos sobre la espalda
tu mirada siempre atenta
ese calor que provocamos al sentirnos

y es claro el camino
la casa rodeada del amor
el deseo que vamos poniendo en palabras
para que la soleda nunca más
sea un país posible
donde tropezar.


Juan Manuel Stahli, poeta (1982) - De "Luces a la gente"- Pan Comido ediciones - 2009.


viernes, 24 de septiembre de 2010

Todos los regalos

Todo lo que he podido ser
se confunde
en las calles
de mi barrio
con las promesas de la patria.

                                                         De "Eje"

sábado, 18 de septiembre de 2010

A dudar no nos llaman

Viendo que casi no nos vemos
sino en la desventura
aquí va mi parte
país o estrategia
plantados en las limitaciones
que se hacen evidentes
en las próximas elecciones
con la pesadez
de que cae domingo
y no poder disfrutar ya
de los fideos frescos vasos de vino
compania gustosa
mutilados por las preferencias generales
y atentos a los resultados
sin el boleto de la grande
pero con un pálpito
que viene de ningún sueño
que ya no tenemos
porque el cansancio
es eso
una vecindad
donde el placer deja lugar
a las obligaciones
sin esa alegría del futuro
que apenas percibimos
en las urgencias de un tiempo
que solamente es nuestro
en las imposiciones.

                                                   Abril de 2003.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Corazón

¿ Has podido deletrear
cada plabra
que salió de tu boca
mitigar esa impaciencia
que producen
lo cercano y el olvido

o como esas cosas
que pasan una vez
debiste confirmar tu propio cielo
asignar un valor a cada cosa

pensar en lo que no sucede ?

                                                                  (2009)

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Hominidae

Perdido. En sí misma el Agua Madre
ha disuelto el animal prototipo, imaginario.


De las ramas de sangre caliente, las más altas
del Árbol Inhumano, yo fui el fruto distinto
y sin origen claro y visible del Edén terrestre.

Una noche entre infinitas noches que no olvido,
que no podré olvidar (¿cómo pude llegar a ser otro
y ser el mismo?), estoy sentado alrededor del fuego:
los dientes, las mandíbulas dominan mi rostro,
los ojos de grandes órbitas miran la noche.


Yo entonces no sabia - era inocente -
que la tierra de raudo giro estaba lista,
pero sin nombre aún, para que yo
iniciara mi historia ambigua y dolorosa.


Imperceptiblemente los huesos de mi cráneo
se abovedan (bella la expansión del cerebro
como la expansión del universo), que es
cuando interiormente mis dos ojos
es un vertiginoso descubrimiento de mí mismo,
se deslizan por un plano inclinado hacia la grieta,
alma, ombligo interior,
que es cuando siento desazón, angustia.
Vida, guardé mis muertos.

Estoy aquí y allá, en todas partes.
Lluvias sobre el grosor de los bosques, praderas;
cielos radiantes y fríos, cielos cálidos.
Mi piel cambia del blanco al rojo, al negro,
al amarillo; en lentas gradaciones profundas
(sin cesar) mi cara reproduce la cara de todos
y cada uno de los seres que vivieron,
que viven, que vivirán un día en este mundo,
que es cuando necesito expresarme, comunicarme,
y como esas fuentes de agua clara que se ven
en los paseos públicos de las grandes ciudades,
hablo con infinito anhelo a los astros herméticos,
que es cuando me brotan de la boca sin distinción
los idiomas de los hombres del mundo
en largos chorros surgentes,
y soy por piedad de mí todos los hombres.
Es un quehacer extraño que ya otros
han realizado bajo el incierto cielo antes que yo;
porque así pudiera mi sexo engendrar mundos y mundos,
es mi vida la que se extingue no mi muerte; el muerto
ha de seguir implacablemente muriendo en proporción
a la asombrosa correntada de noches y días
que emplea la Especie en nacer, prometer y cumplir.


Porque, oh coágulos astrales de la noche,
vidalita, oh tigre de los llanos,
si me quedara en cama (pa' no gastar
los días que me quedan) mudo, inmóvil;
si una mañana me afeitara con uñas y dientes
el pie de alto espejo absoluto: me punza
el enigma del ser; del semen, del óvulo.
Sepan los maulas que no hay
influencias literarias, al menos conciente,
lo que hay es una transmisión de poderes,
lo que hay es una remota y verídica herencia
como si fuera mi humano cuerpo un nudo más
(la creación continua) de energías divinas o no,
que unos llaman Amor: ebriedad natural, sexual,
primaveral; otros palabra de Dios; otros Azar :
urdimbre de fuerzas ciegas que modelan
en lo negro y vacío la realidad, la Esfera
y el Sueño.


Todo materialismo es pesimista.
¿En cuál última noción o valor te apoyarás,
mente melancólica?

Hugo Caamaño (1923) poeta argentino- De Obra Poética - Alción Editora - 2007

jueves, 2 de septiembre de 2010

domingo, 22 de agosto de 2010

LO MÁS TERRIBLE QUE POSEEMOS

Yo

Lo que
queda
respecto
a mí
persona.

En general
soy
todo
un
accidente ...

Aquí estoy, loco 

No soy muy bueno 
para las cosas 
no soy muy comunicativo 
con las personas 
ni mucho menos con las mujeres 
no soy muy bueno
para explicar
no soy muy bueno
para pelear
no soy muy bueno
para esto
pero la verdad
no te fíes de mí
porque lo que me
mantiene vivo
es la motivación ... 

El mundo y todo su contenido es nuestro

No te preocupes por nosotros
porque nos ves solo
sinceramente
es lo más terrible que poseemos
pero nos sentimos a gusto
porque ella es encantadora
cuando te mira o
te hace muecas
sonreís
aunque todos nos miran sorprendidos
porque la verdad
las personas se sorprenden
cuando te ven reír solo
y no con la realidad.

Nos vas a ver siempre
caminando y con la frente en alto
porque no tenemos
de qué avergonzarnos
aunque siempre fuimos para otros:
"ese mal hablado"
"ese mal pensado"
y también nos veras sentado en un banco
de cualquier plaza
y pensaras que queremos estar con alguien
y es verdad
pero no de mal pensar
sino de estar charlando
de cualquier tema
de cualquier cosa
de cualquier gilada
y siempre queremos ayudar
a cualquier mujer
porque si hicimos feliz a una
podemos con todas
y no queremos ser parte de nadie
porque estamos convencidos
de que el mundo
y todo su contenido
es nuestro ... 


189

Después de terminar
una losa de 100 metros cuadrados
me dí cuenta
de que mi vida
no iba a ser pareja
tendría que lidiar con un miserable
sueldo digno
lidiar con el fiado
lidiar con los días sin "morfe"
lidiar con los días de "sequía"
lidiar con problemas ajenos
lidiar con gobiernos fachos y autoritarios
... así que sí
me dedique a ser
una persona alegre ...

Ernesto Lisboa Castro, poeta (1974) - inéditos

domingo, 15 de agosto de 2010

¿ FIERAS DE PAPEL EN AMBAS ORILLAS ?

nuestros mitos se han permitido sobrevivir
y nos han obligado a retroceder
ante esa piedra de la desmemoria
con la que reconstruye su mausoleo

no somos la juventud que los continuará
tampoco el pasado que los llora
y aunque fuertes y lúcidos como la historia 
queremos educarnos en la fragilidad del futuro.

Juana Bignozzi, poeta (1937) De "La ley tu ley" Obra reunida-Adriana Hidalgo editora -2000

domingo, 8 de agosto de 2010

Quisiera hoy ser feliz de buena gana ...

Quisiera hoy ser feliz de buena gana,
ser feliz y portarme frondoso de preguntas,
abrir por temperamento de par en par mi cuarto, como loco, 
y reclamar, en fin, 
en mi confianza física acostado, 
sólo por ver si quieren, 
sólo por ver si quieren probar de mi espontánea posición, 
reclamar, voy diciendo 
por qué me dan así tánto en el alma. 

Pues quisiera en sustancia ser dichoso, 
obrar sin bastón, laica humildad, ni burro negro. 
Así la sensación de este mundo, 
los cantos subjuntivos,
el lápiz que perdí en mi cavidad
y mis amados órganos de llanto.

Hermano persuasible, camarada,
padre por grandeza, hijo mortal,
amigo y contendor, intenso documento de Darwin:
¿a qué hora, pues, vendrán con mi retrato?
¿A los goces? ¿Acaso sobre goce amortajado?
¿Más temprano? ¿Quién sabe, a las porfías?

A las misericordias, camarada,
hombre mío  en rechazo y observación, vecino
en cuyo cuello enorme sube y baja
al natural, sin hilo, mi esperanza...

Cesar Vallejos, poeta (1892-1938) De "Poemas Humanos"- Periolibros/Pagina 12 - 1992

domingo, 1 de agosto de 2010

El poeta político

El poeta era también político. Se interesaba por los problemas
pequeños y grandes de las gentes y era capaz de encontrar y
aplicar soluciones. Su generosidad era eficiente. Podía soste-
ner una empresa. Podía dominar los pequeños detalles. Podía
enunciar, exponer. Su elocuencia había superado la impostura,
y entre las gentes sencillas y buenas el poeta político había lo-
grado ser uno más. Pero, si el poeta atendía a las cosas del
mundo, sintiéndose simplemente vivir, más allá de la palabra,
también sentía la urgencia de la palabra misma. También expe-
rimentaba la necesidad de demorarse, de interrumpir la fluencia
entre el mundo y él. Entonces el poeta empezaba a hablar para
sí mismo en un intento de hablar mejor, más hondo, a todos los
hombres. Y perdía su voz y rompía su instrumento.


Edgar Bayley, poeta (1919-1990) De "Poesía Buenos Aires (1950/1960)-Rodolfo Alonso Selección, Prólogo y notas-Ediciones del Dock -2009

jueves, 29 de julio de 2010

Oración

No preciso esta suerte
ni la niego.

El día aclara
y retomo las tareas.

La noche es una
y repite sus esfuerzos.

Todo es preciso
nada es inútil.

                 (2003)

sábado, 24 de julio de 2010

Memoria de Raúl Gustavo Aguirre

Hay últimos poemas recorriendo mi oído
leídos por teléfono en la noche
de un año irracional y tú
simplemente feliz como una afirmación.
Porque entonces eran poemas posibles
y dejabas al tiempo de los otros su adecuada solución
la distancia no te consume
y desmiente la teoría de una oscuridad personal.
¿Pero en qué clase de verdad
están sumergidas tu cantidad, tu jornada tangible,
la confusión del yo en la desgracia cardíaca,
ahora que la realidad gira desamparada
abandonada por tu imaginacion?
Una y otra vez tu poesía responderá por esto,
un acto de presencia modulando el secreto
de todas las certezas
que te daban razón contra la brusca asfixia.
Aquí, sin prueba acerca de lo velado
junto al teléfono inútil o en tristes fragmentos
de habitaciones y calles carnales
mi oído insiste en alojar músicalmente
todo lo que tú nos inventabas: un lenguaje
para una sucesión de figuras ordenadas,
principios de expresión
que dilatan nuestros nervios principales,
progresiones de larga duración en este dudoso planeta.
Qué especie de triunfo hay en una caída superior,
no lo sabemos. Pero hasta que podamos
regresar del error y la amenaza de la materia
esta destrucción reclamará un significado.

Joaquin O Giannuzzi, poeta (1924-2004) De "Poemas 1958/1995"- Ediciones del Dock (1995)

miércoles, 21 de julio de 2010

(empiezo por lo más sencillo)

Empiezo por la más sencillo: yo he nacido aquí;
sigo por las macetas y por el número dos, tan repartido en esta
          abertura asomada sobre el río;
y ahora lo mejor: soy el que mira y
deja de mirar, y soy el que saca cuentas de lo que falta para irse.

Un cartel repite la vieja máxima civilizatoria: "organizar
es destruir": por todas partes el cartel:
clavado en el poste, flameando en la velocidad o móvil en la
          rueda de la bicicleta.

Sin embargo, decir aquí he nacido
tiene una dificultad; haber nacido es algo a resolver: un cerco
del que ya se han ido los animales y el tiempo pasado.

¿También se habrá ido el porvenir? Una chica
cuenta que el diablo se le ha aparecido: no tiene cara -dice-
         sólo unas pezuñas lo delatan,
y baila en las carpas apartando en cada zamba a su dañado.
De esto
quedan pruebas: ahí está la yegua baldada, la higuera rapada en
          la nuca,
el rastro de piedras. 
Por esa senda -dice la chica- no hay futuro; que es como 
           decir: vengo 
de donde estaba 
y este es el sentido de un viaje que no haré.

Otro cartel informa: "cuando el viaje tiene sentido no es 
             necesario hacerlo";
y se puede corregir: cuando el árbol
tiene sentido no es necesario hacer nada;   
cuando tiene sentido el viento, cuando el sentido está a favor
            del perro que ladra, del gallo que canta, de la gallina que
            cacarea su huevo en la leñera,
no es necesario hacer nada.
Sólo es necesario hacer algo cuando todo empieza a dar
         lo mismo: entonces
es urgente;
                 de ahí
que no sea tan sencillo decir aquí he nacido: empieza a dar lo
                 mismo, pero esto
es sólo un punto de vista sobre el que otro día podemos discutir.

Santiago Sylvester, poeta (1943) - De "El reloj Biológico" Ediciones del Dock - 2007

sábado, 17 de julio de 2010

La corroboración de los hechos

A cada instante me despido de las cosas
de ciertos momentos me voy.
De ciertas personas
enumero una verdad 
como sonrisa que supera
el primer movimiento.

                                               (1999)

sábado, 10 de julio de 2010

Es arduo este trabajo

He podido compensar
mi inclinación hacia lo efimero
inútil
con un sentido de las proporciones.
Así con una cantidad precisa
de palabras
de hechos recientes y pasados
(que solo el corazón dirá)
construyo
espacios abiertos
multitudes

martes, 6 de julio de 2010

Un atardecer de abril después de una separación

Ya no tengo a quién esperar
De modo que para qué preocuparse
por cambiar las sábanas
o barrer el patio.

Se hace lo imprescindible
regar las plantas
dar de comer a los gatos
¿qué culpa tienen?
Al crepúsculo salgo a la calle
en busca de cerveza.
Mi vecino homosexual me invita
a cenar este sábado en su casa.
Acepto.
Donde no hay sexo no hay problemas.

Estos encuentros
han llegado a ser mi único sentimiento.

Estela Figueroa, poeta (1946) - De  "La Forastera" -Ediciones Recovecos (2007)

domingo, 27 de junio de 2010

***

Con mi viejo cuando hablamos
las palabras nos rechazan como si estuvieran ahí
esperando armar el cuadrilátero de la política ansiosa como si su oficio
y la única función que les perteneciera fuera la de hacer disputas que no terminan
de empezar nunca

y es que el punto, hemos descubierto, que es ése
que no sabemos vivir de otra cosa:
él de ser mi padre y yo de ser su hijo,
de querer ganar siempre
el más testarudo empate

es un deporte poco entretenido
demasiado agotador, improductivo, lleno de golpes
bajos que ha fuerza de la repetición van perdiendo
su eficacia y se convierten en la prueba de cuán diferentes somos,
en la constatación y perpetuación de nuestra condición
de rivales inseparables.

la tregua que nos alimenta, que le da de comer a nuestra guerra
no es otra cosa que el fútbol, el exquisito deporte
donde lo importante es ser hincha de cualquier cuadro para poder festejar
en la cara -si no es la gloria propia, el fracaso- del otro.

perdemos siempre el tiempo en este hábito
delicado no lo descuidamos nos encargamos de cultivarlo
no vaya a ser cosa que yo lo termine admirando o peor aún
que a él se le escape una demostración de un cierto orgullo que profesa
de manera catacúmbica por mí.

a veces cuando yo flaqueo él le da leña a la cuestión y si no alcanza
le mete kerosén y así se abre el juego y se manda alguna de esas imprudencias orales
que te gatillan la lengua, que activan las glándulas de exasperación
y salen eyectadas en un por qué no
te vas un poco a la mierda.

ya debe estar por caer, en cualquier momento 
va a entrar por esa puerta, calculo que dentro de un rato llega
y va a decir algo, seguro va a salirse con alguna 
cacofonía de las que son suyas. 
es menester entonces que piense en una defensa, que organice alguna frase
para que no se las lleve de arriba, para resistir 
desde la frontera del empate.

Marcio Olmedo, poeta (1987 ) Inédito.

sábado, 19 de junio de 2010

Publicidad

Nada más alejado de lo real
que el mercado. 

Las variaciones del deseo 
el gusto, las tendencias, lo impuesto 
también se ajustan a lo no dicho 
a lo que esta ocurriendo.

lunes, 14 de junio de 2010

Otros tiempos

Nosotros, como los fugitivos,
como las flores que no se pueden contar
y como las bestias que no necesitan recordar,
vivimos en el presente.


Muchos se empeñan en decir "Ahora no"
muchos han olvidado cómo
decir "Soy", y se perderían,
si pudiesen, en la historia.


Inclinándose, por ejemplo, con la gracia de antaño,
ante la bandera adecuada en el lugar adecuado,
murmurando escaleras arriba, como los antiguos,
sobre lo Mío y lo Suyo, lo Nuestro y lo de Ellos.


Como si el tiempo fuese lo que ellos deseaban
cuando todavía tenía la cualidad de quedarse
   quieto
como si estuviesen equivocados
al no querer ya pertenecer.


No es de extrañar que tantos mueran de pena,
que tantos estén tan solos al morir;
nadie cree en la mentira ni la aprecia;
otros tiempos tienen otras vidas que vivir. 

Wystan hugh Auden (1907/1973) poeta estadounidense de origen ingles- De "Parad los Relojes y otros poemas" Ed. Mondadori -1999-Traducción Javier Calvo

sábado, 12 de junio de 2010

Doctrinarios

Aunque olfatean
(Wittgenstein mediante),
que la seguridad de que el sol
fatalmente saldrá mañana
suena a pura hipótesis
y ligereza, osadía,
concluir de los hechos presentes
acontecimientos del porvenir,
              ninguno de ellos se inmuta, desanima,
y como un ritual  persisten en ofrendarnos
su esforzado examen, la misión
de embaucar a nuestro estómago
con que hasta la extinción de los siglos
habrá de fecundar las artes
aquel sarcasmo, imbatible,
de que los pobres son más interesantes
que los ricos.

Alberto Girri (1919-1991) poeta argentino - De "Poesía de Observación-1973"- Obra Poética III, Ed. Corregidor -1980

viernes, 4 de junio de 2010

Ripios


Orador

El que habla a la multitud
apenas repara en la multitud
porque lo que él quiere
es que lo escuchen
sepan que piensa, desea
y cuando la multitud
ya se ha ido a sus casas
y solo queda el orador
las emociones son confusas
demasiadas
para un espíritu desencajado
por los favores flacos de la historia
y sencillamente
habla con otros oradores
intercambian impresiones, figuritas
corrigen viejos discursos
y se consuelan
concertando citas
firmando acuerdos.

Asegura
que su voz
es muchas
una más
en el desconcierto general.

                                 Diciembre de 1999.

En la rúa

Es cosa de no creer
lo que se escucha.
El viejo
pendejo cadete militar
en sus memorias íntimas
reuniones familiares
escupe números en la televisión
como si estuviera
lustrando sus botines escolares
y se queda quieto
subalterno
esperando que le digan
cómo sigue esto
qué colectivo debe tomar.

                                               setiembre de 2001.

martes, 1 de junio de 2010

que dicho sea de paso





Visto desde aca

Hemos tenido poco más
que una fecha enamorada
de dudosa procedencia
discusiones salariales
de poca consistencia

Se ha pronunciado tanto la incertidumbre
hasta adquirir un cierto grado de violencia

pero detrás de la tarde y más después
una quierazón histórica me gobierna
me aclara que una revancha no se pide. Se merece
como la intimidad el sueldo y la mañana.


En los tiempos que corren

Ya es asunto de los años
el oficio de niñez que sostengo
y entre la suma y resta de creer
en todo lo que se me ha puesto delante
uno puede encontrar cosas del adentro
la piedra que se elige tropezar
lo que nos es negado o lo que es peor aún
lo que nos llego y se fue
su largo arrastre de omisiones y propinas

Apenado ciertas horas
me doy maña
que dicho sea de paso
no es poco ni tarde.


Andrés Rubino, poeta (1981)  De "dicho sea de paso" - Pan Comido ediciones -2010-

viernes, 28 de mayo de 2010

Poemas

***

Contraposición
y no mucho más
Acuerdo de impares
que otro misterio
exige un hombre y una mujer.


Instante existencial

No venía
ni volvía
tantos lugares de no estar
que ya
estaba de antes
antes de vos
de los espejos
de mi madre
pero siempre conmigo
No me preguntes ahora
sonara mal
una respuesta de bajo esfuerzo
te daré.


Esa palabra

Dijiste esa palabra
rara para el corazón
en los labios
distinta
para las vecinas
del tedio bien ganado
yo miré
por instinto
por asombro rutinario
otra vez
al cielo del destino
con chaparrones y truenos
sin evitar fatalidad natural
al fin que hacer

un pesimista esperanzado soy
y sobre labio
en baja voz
reiteraste esa palabra
donde heche raíces
donde mi casa va a estar.


                                   (a Gabriela)


Fabricio Devalis (1971) poeta. Inéditos.

jueves, 20 de mayo de 2010

Diario

Hijo de piscis

Poco me dicen hoy
morfemas, signos, metonimias,
me cierro ante esas
o semejantes ablaciones,

pero despierto,
abro paso cuando llegan
húmedas auras, vientres,
adornos inguinales. 


Certezas 

De las palabras ruedan grumos luminosos, 
pacientes semillas: su fuerza 
cubre el agujero 
de esta edad tardia. 

Preserve algunas partes 
-que se conozca- y cierta dignidad: 
ayudé a la floración 
de la voz incorruptible.


Rodolfo Godino (1936) -De "Diario"-Ediciones del Copista (2008)

domingo, 16 de mayo de 2010

***

La íntima confianza en lo aún no dicho me sustrae de preocupaciones estéticas.
Lo bello siempre es una medida arbitraria, una condición fuera de la especulaciones y al alcance de todos.

miércoles, 12 de mayo de 2010

razones en fuga

Tener tanto para decir
y estos escrúpulos
-crianza, establecimientos, revelaciones-
que no dejan de situar
a la materia
como una amenaza
al día como una posibilidad
que fortalece el discurso.

Hacer de lo cierto
una necesidad:
otra rareza.
Una linea
que marca un límite
y un horizonte.

jueves, 6 de mayo de 2010

Y ahora

y ahora mientras lees estos poemas
-tú cuyos ojos y manos amo-
-tú cuyos ojos y boca amo-
-tú cuyas palabras e ideas amo-
no creas que intentaba exponer una causa
o armar un decorado:
intenté escuchar
la voz pública de nuestra época
intenté examinar nuestro espacio público
lo mejor que pude
-intenté recordar y permanecer
fiel a los detalles, observar
con precisión cómo se movía el aire
y dónde se detenían las manecillas del reloj
y quién se ocupaba de las definiciones
y quién se alzaba al recibirlas
cuando en nombre de la compasión
fue cambiado por el de la culpa
cuando sentir con un humano extraño
fue declarado obsoleto.

1994.

Adrienne Rich (1929)-De "Oscuros campos de la república" Edic. Bilingüe-Grupo Norma (1995)-Traducción Jorge Yglesias.

lunes, 26 de abril de 2010

(noticias del etrusco)

A ver si se me entiende: soy etrusco.

No sé qué significa esa música, desconozco el guiño
de complicidad, lo que me cuentan del ciberespacio atareado
por un tráfico múltiple:
y no sé si pedir explicaciones o
darlo por no entendido.

Hasta aquí llega el lenguaje traído por el perro del vecino, por
usted
que ha cruzado el puente sobre el río de deshielo, traído por mí
que acarreo lenguaje a esta intemperie
donde el mundo no es tema de conversación.

Ahora ese caballo se ha puesto a relinchar
y yo he quedado de este lado del alambre, fuera
del centro que relincha.

De todo esto
necesito explicación, pero ya es tarde para pedirla
y temprano para explicarme yo. Dicho
sin exhibicionismo: sé llover, nublar, tomar el valle por asalto
cuando a las siete de la tarde caen la noche,el frío, el
silencio
y algo dice en el oído a cada cosa
"acabas de nacer".


Santiago Sylvester, (1942) poeta argentino-De "El reloj biológico" Ediciones del Dock -2007.

viernes, 16 de abril de 2010

El naufragio

Diluvio

Necesito esta noche como anzuelo,
salgo a la intemperie a buscarme.

Estoy atado al último árbol en pie.
De cuajo el tronco divaga,
la noticia es el diluvio.

La nave,
frágil,
tenue,
mis huesos.


***

Ahora es hora,
de empezar a molestar el tiempo.

Estas arañas sobre la mesa
no deberían estar aquí.

Congelado sobre un escalón,
miro como ellas suben y bajan,
como enjambre de infierno,
como manadas de miedo.

Llevo mi voz,
a lo lejano,
a lo mudo,
a lo que se apaga.

Entonces, yo
marioneta que lleva sus ancla en lo cotidiano,
soy, como todo ser,
intérprete desconocido.


Disecaciones

En los museos permanecen,
luces y sombras varadas.

No están las luchas en los museos,
faltan los roces de los cuerpos.

Todo inmutable.
¡Pleno de olvido!
Memoria de cotillón.

Hemos aprendido a financiar el olvido.


Alexis comamala, poeta ( 1979 ) De "El naufragio" -Ediciones Pan Comido-2009



lunes, 12 de abril de 2010

El cauce

Siempre lo inmediato
es un impedimento.

Dejar de lado
elegir
es la tarea.

Conseguir un aire propio
identificarlo
es posible -necesario-
para que se desprenda
de lo habitual
lo poderoso.


sábado, 3 de abril de 2010

El origen de una bandera

El sentido horario

Yendo hacia el trabajo
voy hacia el descanso
y en los tendones que inician mi movimiento
en su primera explosión
descansa la forma
de una necesidad
un círculo.
El sentido horario.


Lo que me sugirió un pariente en un asado

El país, cabeza, es hogar
hogares
figuritas mal pegadas
en la madera de una cama,
el comedido bien
cómo le va,
rutina,
ejercicio con temperamento de agua.

Vivirlo,cabeza, que el país cambiará sobre sí
o nunca.


El origen

La forma en que conseguimos el pan
es lo que nos agrupa
o enfrenta.

Básico
que a nuestra par
se tuerza el mismo ceño.

El origen de una bandera.


Pablo Carrizo, poeta (1978)- De "Poemas como se puedan editar"- Ediciones Pan Comido, julio de 2007

viernes, 26 de marzo de 2010

Cuadro de situación

Reúno mis razones
tal cual los gusanitos del tabaco,
nadie puede esperar mucho
de esa reunión de aromas en una bolsa de nylon.
Apago el cigarro tosiendo un resultado,
mi alegría también viene de allí.
Apago el velador y sus cabezas de filamento en la
pared
y pienso en la belleza que somos,
hijos de la dispersión,
en las cosa improbables
que se vuelven reales de improviso: la idea
del solcito,la mañana, el frío y el trabajo.
Detrás, aún, vengo yo,
padre del asombro.

Fernando F Bellino (1973) poeta. De "Belleza Obliga" Ediciones del Taller (2005)

lunes, 22 de marzo de 2010

"Escribir siempre lo mismo"

Palabra y memoria de un orden
que nace en lo cotidiano
en las fuerzas
que pugnan por sobrellevar
esa carga que llamamos historia
no como algo trágico ni solemne
sino discusión
palabras que la nombren
memoria que la situé
desde lo que somos
como una conciencia
no solo colectiva
que intenta sacar conclusiones
sino individual
que contempla y acelera los significados.

(2006)

jueves, 18 de marzo de 2010

*Triunfo de lo real

Algunos esperan una razón:
una angustia consolidada
pero no todo se ajusta
a lo esperado
ni hay garantías.

Mucha de esta incomodidad
podemos encontrar
en algunos poetas

a veces lo que dicen
se traduce
en una palabra que los traiciona.


*Título de un libro del poeta platense Cesar Cantoni (1951)

lunes, 15 de marzo de 2010

Esposa


Por las calles gastadas del suburbio
la luz huye de mí como una virgen,
siempre hacia el este siempre hacia el mar,
lejos de la república que odio.
Estoy hambriento, sudado, tembloroso.
Deseo descansar, salvar mi cuerpo.
Nada interesa a mi alma como salvar su cuerpo.

Cuando él ascienda hacia los cielos
desde cualquier ciudad, desde una plaza;
cuando mi boca chupe los pezones
de la Virgen Maria;
cuando la inmortalidad no sea un sueño,
una intuición, entonces moriré.

Mientras tanto me niego. Me resisto.
Voy a seguir viviendo en la argentina,
voy a seguir aquí, de pieza en pieza,
furioso, melancólico, intratable.
Este es mi lote, lo que a mí me tocó.
Esta triste república es mi esposa,
y aúnque la odio, sin ella nada soy,
y sólo en ella puedo engendrar
toda la eternidad de carne y hueso
que reclaman mis órganos hambrientos.


Hugo Caamaño (1923) poeta argentino. De Obra Poética - Alción editora (2007)

jueves, 11 de marzo de 2010

El bien confiado

El estremecimiento es un camino
que atraviesa el cansancio.

Sentado luego de un día de trabajo
no renuncio a lo desconocido
para conciliar una idea del mundo.
Acerco cada mínuto
a esta paz
y el bien confiado
desplaza sus razones
descorre las cortinas de lo diario.

Mi sonrisa es torpe
visto desde lejos.

Nada encontré
que no haya buscado.

martes, 9 de marzo de 2010

Escrutinio

Al día siguiente hubo que trabajar
ver los rostros que ayer vimos
nadie tenía un concepto
ninguna apreciación
sólo la costumbre
de vivir desatendidos

esta miseria antigua.


Andres Rubino (1981) poeta - de "que dicho sea de paso" (2010) Ediciones Pan Comido -

jueves, 4 de marzo de 2010

Sobre el olvido que corona algunas cabezas

Desde un origen lejano, el poema
nos dice que una lágrima es torpeza
del entendimiento
miedo que se funda
en la creencia
de que algo ha concluido
cuando en realidad
todo temor
es movimiento engañoso
prueba de que algo sabemos.


(1997)

Nunca habrá paz





Aunque el clima benigno y claro
vuelva a sonreír en el condado de tu estima
y regresen sus colores, la tormenta te ha cambiado:
nunca olvidarás la oscuridad
que enturbia tu esperanza, el vendaval
que profetiza tu caída.


Tienes que vivir con tu conocimiento.
Detrás, más allá, fuera de ti, hay otros,
viviendo soledades sin luna que tú no conoces,
pero ellos sí te conocen a ti,
seres de carne y de número desconocido:
y tú no les gustas.

¿Qué les has hecho?
¿Nada? Nada no es una respuesta:
llegarás a creer (¿Cómo puedes evitarlo?)
que sí lo hiciste, que les hiciste algo;
te encontrarás deseando hecerles reir,
y anhelarás su amistad.

Nunca habrá paz.
Por lo tanto, pelea, con todo tu coraje
y con todas las artimañas descorteses que conozcas,
y ten bien claro esto:
su causa, si la tenían, ya no les importa;
odian por odiar.


W H Auden (1907 -1973) Poeta estadounidense de origen inglés. De Parad los relojes y ... -Ed. Mondadori (1999) -Tradución Javier Calvo.

miércoles, 24 de febrero de 2010

El primer movimiento

La voracidad de los intereses
que toco
y los temas que trato
son objeto de negación real
en el colectivo
pero yo he respondido con pasión
volviendo a mis tareas
y atento a los climas que suceden.
De este modo salgo a las calles
allí no debe haber ambivalencias
cada quien es amo y señor
de sus acciones
lo demás
se lo dejamos a la buena conciencia
al sentido de las oportunidades
y a las ciencias blandas.

martes, 23 de febrero de 2010

Hija

A Néstor Bondoni

Ella se salva y crece sobre mis fisuras, sobre la piel que se
ha secado, sobre el tambor que suena lejos.

Ella también será el primer amor para alguien.

Francisco Urondo (1930-1976) de Obra poética - Adriana Hidalgo editora (2006)